Salto a contenido · Accesibilidad

Grupo de Teatro "Lazarillo de Tormes" (ONCE de Salamanca)

Tres etapas de la historia del grupo:

Como grupo que renace en el seno de la ONCE, desde un principio está compuesto por personas pertenecientes a esta Institución: ciegos, deficientes visuales, trabajadores, pensionistas... y también algún simpatizante de la Organización.

El objetivo con el que renace el grupo es el de compartir la afición al teatro de todos sus miembros y convertir dicha afición en un instrumento de superación, formación y relación social.

La puesta en escena de la adaptación de la novela del Lazarillo de Tormes le llevó a tocar techo en muchos sentidos: se estrenó en 2002, año emblemático para Salamanca como ciudad europea de la cultura, además se trataba del “Lazarillo” representado por actores ciegos salmantinos llegando a representarla 49 veces en grandes teatros por toda España, y llevó al grupo a representar a nuestro país en el Festival Internacional de Teatro de Discapacitados de Croacia.

En 2005 el grupo cumplió 10 años en esta segunda etapa, y con este motivo quiso celebrarlo creando un trabajo que supusiera un homenaje a su trayectoria, convivencia y experiencia, con este montaje teatral había que seguir avanzando en el afán de superación ante las barreras personales y externas y la directora decidió crear un montaje partiendo de la forma de ser y actuar de cada uno de los componentes del grupo en ese momento; así puso en escena “El Aniversario”, un juego crítico y actual que le permitió una vez más canalizar los sentimientos personales y grupales hacia la construcción del bello objetivo común en que se convierte el teatro.

A partir de este momento se produce un relevo en la dirección del grupo pasando el testigo de Rosa María García Cano a Fernando Saldaña que dirigió al grupo en los dos siguientes montajes: “Hay amores que matan” y “Los cuentos están muertos”, de los ocho actores que representan el último montaje, siete son afiliados a la ONCE y por lo tanto ciegos o deficientes visuales graves lo que no les impide, con mucho esfuerzo y trabajo disfrutar de esta afición y pasión que es el teatro.